¿Porqué las familias anfitrionas en USA acogen desinteresadamente alumnos extranjeros?

Linda, madre anfitriona de Victoria (foto superior), y miembro de nuestras familias anfitrionas en USA, nos cuenta su experiencia, razones para acoger alumnos de intercambio y nos da respuesta a dudas.

Leer el artículo original en inglés en Linkedin

Victoria, estudiante de ICES con su hermana Tailandesa.

Victoria, estudiante de ICES con su hermana Tailandesa.

Acoger a un alumno de intercambio

La primera razón para acoger a un estudiante de intercambio extranjero es para ayudar a promover la paz mundial. Cuando las familias acogen adolescentes internacionales, algo mágico sucede. La comprensión entre dos mundos diferentes comienza a tener lugar cuando ambas familias comparten un tipo de amor familiar por un joven estudiante.

Los estudiantes de intercambio tienen que ser valientes para pasar un semestre o un año escolar completo lejos de sus familias. También tienen que estar abiertos a nuevas experiencias. Deben recordar que representan a su país y se convierten en parte de una nueva familia americana.

Los estudiantes extranjeros tienen generalmente entre 15 y 18 años de edad. Suelen tener muy buen nivel escolar y dominan además de su propio idioma, el inglés. Son estudiantes que quieren conocer la cultura americana y se convierten en un miembromás de la familia anfitriona. No quieren ser tratados como un invitado. Disponen de su propio dinero y tienen seguro. Las familias anfitrionas optan por darles un hogar y compartir su vida cotidiana y familiar con ellos.

familias anfitrionas en usa, estudiante ICES

Estudiante ICES de año escolar en USA con su familia anfitriona en Navidad

Ser tratado como un miembro de la familia implica que los estudiantes compartan las tareas, sigan las reglas familiares pero necesitan también saber que los adultos en la familia les guiarán en su viaje de su año escolar en USA. Esto significa que los padres anfitriones cuidarán de ellos y establecerán límites como con cualquier otro adolescente en la familia. Si el estudiante de intercambio rompiese la confianza, tal vez podría suponer quitarle algún privilegio hasta que volviese a ganar la confianza familiar una vez más.

Los padres anfitriones darán la bienvenida al joven en su familia y le proporcionarán nuevas experiencias maravillosas. Podrán llevarles a lugares especiales, asistir a sus actividades extraescolares y brindarles el apoyo adicional que el joven necesita en su año.

¿Cuáles son algunos de los riesgos de aceptar un estudiante de intercambio?

Alguna vez los estudiantes llegan con diferentes expectativas de las que se presentan. Las familias pueden conocer al estudiante antes de aceptarlo a través del Email, Facebook, Skype o cartas. La mayoría de los coordinadores de zona son expertos en encontrar al alumno adecuado para cada familia. Casi siempre la elección es un éxito.

Pero, ¿qué pasa si no se acierta en la elección y la familia y el alumno no encajan? En primer lugar, los coordinadores de zona, controlan a los estudiantes y las familias para asegurarse de que todo está yendo bien. Si surgen problemas, se reúnen con los estudiantes y las familias de acogida para llegar a un nuevo entendimiento. Si no se llega a una solución se busca un hogar más adaptado para el alumno.

Estudiante de Ices, Nazareth, con su host sister

Nazareth, estudiante de ICES, con su host sister

¿Cómo es un buen estudiante de intercambio?

Es un estudiante que puede ser flexible y encajar en otro tipo de familia en el país al que eligen ir. Quizás lleguen a una casa que no sea tan elegante como la suya o que tenga tradiciones familiares diferentes y tengan que esforzarse para adaptarse.

Un buen estudiante de intercambio está dispuesto a hacer nuevos amigos y probar nuevas experiencias. Es capaz de apagar su móvil e interactuar con su nueva familia y amigos. Es un estudiante que no sólo se queda en su habitación, sino que está dispuesto a relacionarse con todos los miembros de su familia anfitriona.

He conocido a una gran variedad de estudiantes de intercambio. He acogido a algunos en mi casa y he trabajado como coordinadora de zona buscando hogares a otros. He conocido a muchos que han tenido una gran experiencia con sus familias de intercambio y viceversa. Algunos estudiantes no se esforzaron en integrarse y superar su melancolía y optaron por regresar a casa. Otros no encajaron bien y solicitaron un cambio.

Pero sin duda la mayoría de familias y alumnos han tenido experiencias muy positivas y han ganado nuevos miembros de la familia internacional a los que aman y se mantienen en contacto para siempre.

Por lo tanto, ¿Recibir o no un estudiante de intercambio?, ¿Decidir ser un estudiante de intercambio?

La respuesta está en si la familia está dispuesta a acoger a un miembro de otro país y esforzarse en establecer conexiones. Convertirse en un estudiante de intercambio o una familia de acogida es, entre otras cosas, participar de un programa cultural para mejorar el conocimiento, la comunicación y el entendimiento entre los paises y colaborar en la paz mundial . ¿Y quién no desea la paz mundial y convertirse en un pacificador en nuestro mundo?.

To Host or Not to Host.–Still time to Share your Life

Visita nuestra galeria de imágenes de familias anfitrionas en USA ICES

Más información sobre los programas de año escolar en Estados Unidos de ICES

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar