PROGRAMA USA J1 Matrícula Abierta.

Q

Estudiar en Estados Unidos, entrevista a la delegada ICES en Las Rozas

Feb 11, 2020 | Año Escolar en USA, Bachillerato en Estados Unidos, ESO en Estados Unidos, Familias anfitrionas, ICES

Entrevistamos a Amaya Quintana, responsable ICES en Las Rozas de Madrid del programa de año escolar en USA.

Amaya se dedica a la docencia desde hace años y es madre de dos hijas de 18 y 20 años. Forma parte del equipo ICES como delegada del Programa Año Escolar en USA en Las Rozas de Madrid.

Amaya Quintana

Amaya hace unos años preparó las maletas y se lanzó a recorrer el mundo con sus hijas con el objetivo de enseñarles otras culturas y vivencias. Una gran experiencia que marcó sus vidas. Según cuenta, la mayor lección de su viaje fue:

“La apertura de mente. Descubrir otras culturas y otras gentes me ha enseñado a mirar con otros ojos. Además, hemos vivido siete vidas condensadas en un año, porque fuera, todo se experimenta con más intensidad y plenitud”.

Y esta enseñanza es al final la misma que nuestros jóvenes obtienen con la experiencia de estudiar un año escolar en Estados Unidos. Abren sus mentes, disfrutan vivencias nuevas que en su casa jamás tendrían, crecen y maduran como personas más autónomas y seguras de si mismas.

Amaya, ¿Por qué decidiste formar parte del equipo ICES?

Trabajar con ICES me ha dado la oportunidad de ofrecer y poner al alcance de otros una experiencia de vida inolvidable, que yo misma he vivido con mis hijas. Me gusta mucho tratar con los estudiantes y realmente me hace mucha ilusión que se lancen a esta aventura, porque sé positivamente que va a ser estupenda en todos los sentidos.

Llevo muchos años en el mundo de la educación y los idiomas y me apetecía complementar la actividad meramente docente con algo que implicara un trato más allá del académico con las familias, de gestión integral de un proyecto, e interculturalidad, et ¡voilá!: topé con ICES, una de las agencias de intercambio cultural con Estados Unidos más sólidas y comprometidas en España.

Los estudiantes se enfrentan a un año exigente emocionalmente, pero los padres también, ¿cuáles son sus mayores miedos?

Muchas veces me encuentro con padres que tienen más reparos para afrontar diez meses sin sus hijos que los propios estudiantes. Es normal sentir vértigo por la experiencia porque hay muchas variables que no se controlan desde aquí, entre otras cómo será la familia de acogida. Tendemos a querer que nuestros hijos encuentren algo lo más parecido a nosotros y a nuestra forma de vida, con nuestros valores, porque así pensamos inconscientemente que estarán en una zona de confort similar y que estarán bien. Y en realidad son muchísimos los casos en los que incluso con entornos y familias muy dispares a las nuestras, la convivencia ha sido todo un éxito.

Flavio de Las Rozas en Estados Unidos

Flavio de Las Rozas con su host family durante su año en Estados Unidos que califica «Best Experience Ever!!!»

Existe el miedo a cómo les van a cuidar, cómo se van a sentir, si merecerá la pena un año con otros contenidos académicos, sobre todo para los que hacen fuera 1º Bachillerato, si sentirán desarraigo familiar porque ya empiezan cortar el vínculo con su familia española; si comerán bien, si podrán hacer las mismas actividades, si van a saber apañarse en inglés, si se van a aburrir… en fin, la lista puede larga.

Debemos pensar que, independientemente de esas variables en las que al final la química también juega un papel importante, el Programa está bien controlado y los estudiantes no van a estar solos. Para empezar, cuentan con la familia, y también el high school counsellor, los coordinadores locales… y nosotros, todo un entramado funcional y efectivo para poder cubrir y apoyar a los estudiantes cuando realmente lo necesiten. Ayuda mucho también las nuevas tecnologías que nos permiten comunicarnos en tiempo real. ¿Te imaginas hace años cuando no existían los móviles ni las redes sociales?.

estudiar en estados unidos las rozas de madrid

Rebeca de Las Rozas de Madrid con sus amigos durante su año escolar en USA que calificó como «La mejor experiencia de mi vida».

En las entrevistas con las familias hablamos de lo bueno y lo menos bueno, porque queremos ser claros y transparentes para ofrecer unas expectativas lo más reales posible. Y yo creo que esto da tranquilidad y seguridad. Es un año inolvidable para todos y tenemos que pensar en lo que se gana con la experiencia, no solo en el idioma, sino en madurez y en crecimiento personal.

Y yo siempre digo que es como un entrenamiento adelantado para cuando salgan del nido.

La ventaja del idioma es obvia, y la de crecimiento personal es algo que puede dar frutos también a largo plazo, ¿hay algún otro tipo de ventajas tangibles?

Sí. Por un lado, las notas, sobre todo para los estudiantes de Bachillerato. Vuelven de USA con unas notas MUY altas y eso les favorece para la media con 2º. Pero no caigamos en el tópico de que allí el nivel es más bajo. Es verdad que en cuanto a contenidos no es similar pero hay que ver muchas otras competencias transversales que se desarrollan en USA: el trabajo en equipo, el análisis, la visión crítica del propio trabajo, el debate, y sobre todo, la exposición. Estas competencias les serán útiles para la Universidad.

Por otro lado, un currículum con un año en el extranjero tiene peso. Cada vez más se mira menos toda la titulación que uno es capaz de conseguir y se valoran otras capacidades personales, relacionales y comunicativas. Un año académico en el extranjero se traduce en capacidad de adaptación, de flexibilidad, de superación, de iniciativa, de aprendizaje

estudiar en USA, las rozas de madrid

Amaya durante una charla informativa sobre estudiar en USA, en Las Rozas de Madrid

¿El proceso de decisión es rápido?

Los padres se toman un tiempo en meditarlo, es una decisión que hay que medir, económica, académica y emocionalmente. Cuando finalmente se deciden es porque se han dado cuenta que es una gran oportunidad de poner al alcance de sus hijos una experiencia de vida inolvidable y tan grande que sin duda vale la pena el esfuerzo y el sacrificio.

¿Hay mucho interés en estudiar en Estados Unidos en Las Rozas?

En la zona de Las Rozas, Majadahonda, Pozuelo y alrededores hay mucho interés en este programa. Desde hace años jóvenes de Las Rozas empezaron a salir a Estados Unidos a estudiar un año escolar, a su vuelta contagiaban su entusiasmo a compañeros y amigos. Los padres también cuentan la experiencia de sus hijos a otras familias y eso sin duda se «hace viral». Actualmente por aqui mandar a un hijo a estudiar un curso escolar a USA, es bastante habitual, en el entorno de nuestros hijos siempre hay algún amigo o conocido que ya ha vivido esta experiencia por lo tanto padres como hijos lo han normalizado y muchas familias se lo plantean.

estudiar en estados unidos colegio las rozas

Amaya en una charla informativa sobre Estudiar en Estados Unidos en un colegio de Las Rozas.

ICES lleva bastantes años ofertando sus programas en Las Rozas por lo que muchas familias ya nos conocen, algunos estudiantes ICES como Rebeca o Flavio nos cuentan sus experiencias en el blog.

Disponer de un «gestor de familia» ubicado en Las Rozas da mucha tranquilidad tanto a padres como a hijos. El trato entre nosotros es cercano, fluido y directo. Irremediablemente se crean pequeños vínculos emocionales con ellos y con las familias y eso es muy enriquecedor.

¿Dónde pueden informarse los padres de Las Rozas de Madrid sobre el programa año escolar en USA?

Las familias residentes en Las Rozas de Madrid o alredodores pueden ponerse en contacto directo conmigo a través de mi móvil o de mi email directo y les informaré personalmente de todos los detalles.

Amaya Quintana
Gestora de Familia
ICES | Programas USA

669.46.63.89
amayaq@imercat.com

Amaya Quintana

Amaya Quintana, responsable ICES de Año escolar en USA en Las Rozas de Madrid.

También te puede interesar