Sara, estudiante de un semestre en Estados Unidos durante el curso 2022/23, nos cuenta su experiencia, vivida y relatada a modo de diario, mes a mes.

Testimonio de Sara

Agosto 2022

El pasado 17 de agosto tomé un avión destino Dayton. En el mismo momento que me despedí de mi hermana Martina, mis padres y mi abuela, supe que iniciaba un viaje que me marcaría para siempre. Tenía curiosidad por saber cómo serían las personas, los lugares, los edificios que me iban a acoger. Y en el momento que pisé suelo americano ya no tuve ni una duda que eso es lo que quería vivir. En apenas unos días ya me enamoré de este país y de su gente.

Llegué una semana antes de empezar el instituto. En esa primera semana ya empecé a entrenar en el equipo de “soccer” de mi instituto e incluso jugué mi primer partido de fútbol con la camiseta de mi nuevo instituto, asistí a un partido de fútbol americano con mis nuevas compañeras, fuí por primera vez a una misa de una iglesia americana. Fué una semana muy intensa para acomodarme en el país, para conocer mi nuevo entorno.

¡Mi familia de acogida es genial! Tengo una madre y un padre de 31 años: Nikki y Joe. También tengo un hermano de dos años y una hermana de meses, es decir, soy la hermana mayor. Durante mi estancia en el país he ido conociendo al resto de mi familia de acogida: abuelos, primos y tíos.

Una de las fechas importantes de mi estancia fue el 25 de agosto: primer día de instituto. Me desperté y me preparé hasta que a las 6:40 vino a recogerme el bus para llevarme a mi nuevo instituto. Allí me encontré a una amiga del equipo de “soccer” que me acompañó a todas mis clases e hizo mi primer día más fácil. En el “lunch” me senté con otra amiga de mi equipo y sus amigas (qué a día de hoy me sigo sentando para comer siempre con ellas). Al terminar las clases, fuimos al gimnasio y al entrenamiento. Finalmente, una amiga me llevó a mi casa en su coche. Gracias a mis amigas del equipo de soccer que había conocido hacía una semana y que son fantásticas, todo fue muy fácil. Ellas me ayudaron mucho en mi primer día y lo siguen haciendo a día de hoy.

Empecé los partidos de soccer, que es el deporte que practico en Estados Unidos ya que en España practico el “Hockey Patines”. A medida que entrenábamos más y hacíamos más partidos, veía una mejora en mí. Yo he estado jugando en el equipo “junior varsity”, pero teníamos muy buena relación con las chicas del equipo “varsity” también. Después de una intensa liga quedamos primeras, eso quiere decir que ganamos la liga “MVL”. Esta temporada fue la primera que jugué a fútbol en un equipo, y logré marcar ocho goles y hacer una asistencia.

Septiembre 2022

Otra fecha importante de mi estancia en USA: 2, 3 y 4 de septiembre. Fin de semana muy esperado para mí y dos amigas mías: ¡Iría a pasar todo el fin de semana a su casa: fin de semana de chicas! Fueron unos días muy divertidos: fuimos a ver un partido de fútbol americano, fuimos de compras a Dayton, fuimos a cenar a un restaurante, vimos películas, reímos mucho… En definitiva, unos tres días muy divertidos.

Octubre 2022

Iban pasando los días, pero mi cabeza solo pensaba en el día 1 de octubre: el tradicional baile de Homecoming en Estados Unidos. Finalmente llegó el día más esperado. A la una de la tarde fuimos, mi amiga y yo, a casa de otra amiga para prepararnos. Cuando ya estábamos listas nos marchamos para hacernos las fotos con nuestras citas para el baile (a las cinco de la tarde). A las seis y media fuimos a cenar (ya que aquí todas las comidas son a una hora más temprana que en nuestro país. Finalmente, a las ocho de la noche entramos en el instituto, donde se haría el baile. Estuvimos bailando con amigas y amigos hasta las once que cerraron el instituto. Previo a ese día, había escogido un vestido, comprado flores, pintado las uñas, etc. Una experiencia inolvidable.

Las clases del instituto las llevo muy bien y estoy sacando muy buenas notas. Al principio, con alguna asignatura me costó un poco, ya que es un cambio radical, pero al cabo de muy poquito ya las pude llevar cómodamente bien.

Otra fecha por destacar fue la semana del 23 al 29 de octubre. No fui al instituto. Habíamos pedido un permiso especial porque tocaba el viaje anual de las mujeres de la familia de acogida. Este año el destino era “South Carolina”. Fué un viaje que hicimos con todas las mujeres de mi familia de acogida: éramos 8. Fué un viaje muy divertido donde nos alojamos en un hotel delante del océano y cada día hacíamos diferentes actividades: bañarnos al océano, bañarnos a la piscina, jugar a tennis, correr por la arena, jugar a juegos, comer un helado, ir a comprar, ir a cenar a un restaurante… Uno de los mejores viajes que he hecho hasta ahora desde que estoy en América.

Experiencia en Estados Unidos 2022

 

Como llegué el sábado 29 (el día que se hacía la fiesta de Halloween en mi pueblo) a las diez de la noche, la fiesta ya había empezado, y me quedé sin poder ir de fiesta de “Halloween” con mis amigas. Fue una pena, pero el avión se retrasó mucho. El día 30, fuí con mi familia a hacer “Trick or treat” por mi barrio, donde logramos recolectar muchos dulces.

Noviembre 2022

Día 12 de noviembre. Un día especial. Mi padre de acogida y yo fuimos hasta Columbus (la capital de Ohio) para ver un partido profesional de fútbol americano: Ohio State. Fue un partido muy bonito y ganamos 51-14 ante Indiana. Cuando me fuí del estadio supe que ese día sería un día que nunca olvidaría en mi vida.

Finalmente, el día catorce de noviembre, fuimos todas las chicas acompañadas con nuestros padres al instituto para recibir los premios de la temporada. Todas las personas de mi equipo recibimos una camiseta donde pone que quedamos campeonas de nuestra liga. También recibí una placa ganando el premio a la “rookie” del año, en otras palabras, la jugadora revelación del año. Esta placa me hizo muy feliz, ya que me demostraron que estoy avanzando en este nuevo deporte. Este día fue muy emocionante ya que sería el último día que estaríamos todas juntas, ya que se terminaron los entrenos, partidos, etc.

Mi experiencia en Estados Unidos 2022, Sara

 

18 de noviembre: Cogimos las maletas y condujimos siete horas hasta llegar a casa de los padres de mi madre de acogida, en Maryland. ¡Allí pasamos nueve días! Cada día hicimos actividades: fuimos a la iglesia a Pennsylvania, fuimos a ver a “papá noel”, vinieron más familiares, jugamos a juegos de mesa, fuimos a la capital del país (Washington D.C.), jugamos a “pickleball”(un deporte que lo conocí por primera vez aquí i es parecido el tenis y el tenis de mesa), fuimos a celebrar “thanksgiving” con la familia… En fin, ¡fueron unos días muy divertidos!

Host family de Sara

 

El día 27 de noviembre volvimos hasta Troy, pero cuando llegamos a Columbus, la capital de Ohio, nos paramos a pasar la tarde a casa de una amiga de Nikki, ya que su cuñada hacia una fiesta “Baby Shower”, una fiesta que hacen aquí cuando una mujer está embarazada y sus amigas y familiares le regalan regalos para su nuevo bebé. Más tarde llegamos a casa.

El día 29 de noviembre colocamos el árbol de navidad y lo decoramos con la familia. Fué un momento muy especial y bonito.

Diciembre 2023

El 17 de diciembre volvimos a la misma casa que hicimos la fiesta “Baby shower” para celebrar la pre-comida navideña. Hubo panquecas, cangrejos, huevos, salchichas, y de postres, un regalo que llevé de España: los turrones españoles.

El 21 de diciembre fué mi último día de instituto. Me despedí de mucha gente, ya qué no volvería a ver a muchas personas, ya que solo me iba medio año escolar. A la tarde fuí a cenar con cuatro amigas mías para hacer mi despedida.

El 23 de diciembre empezó el mal tiempo. Estuvimos a -22º, nevó muchísimo. Nos tuvimos que quedar un par de días en casa, ya que era muy complicado salir. Estuvimos haciendo galletas navideñas con mi madre de acogida.

El día de navidad, por la mañana fuimos a la iglesia que hacían un programa especial. Al terminar volvimos a casa y comimos en familia. Por la tarde vimos una película navideña.

El día 27 de diciembre fuimos a casa de la hermana de Joe. Celebramos mejor la navidad. Hicimos una merienda grande con toda la familia de parte de mi padre de acogida.

El 28 de diciembre nos fuimos de casa a las cinco de la mañana para ir al aeropuerto, ya que me tenía que ir. Me despedí de mi familia de acogida y me subí al primer vuelo. Contraté el servicio de acompañamiento de menores para que me acompañaran durante todo el camino.

El primer vuelo era de Dayton a Philadelphia. El avión era muy pequeño, pero llegamos bastante rápido. El segundo vuelo fué de Philadelphia a Miami. Este vuelo fue de tres horas, fué bastante entretenido. Finalmente, el último vuelo fué de Miami a Barcelona, un vuelo muy largo, de diez horas. Me costó mucho dormir y solo dormí dos horas. Finalmente, a los últimos veinte minutos me dijeron que me pasaban a un asiento de primera clase para que pueda ver el aterrizaje bien. A las 6:30 de la mañana llegué a Barcelona.

Sé que no olvidaré nunca esta gran experiencia, ya que siempre llevaré esta gran aventura dentro de mí.

Sara Planella Estopà

 

 

Si tú también quieres estudiar un semestre en Estados Unidos y vivir una experiencia americana como la de Sara, contáctanos y te informaremos sin compromiso. Somos especialistas en programas USA y Canadá.

ICES | Programas USA